Informes y peritajes psicológicos

Un peritaje es sinónimo de evaluación. Dentro de un proceso judicial (ya sea un proceso civil, penal, laboral o médico), cualquiera de las partes puede solicitar como prueba un peritaje psicológico. Éste, en función del tipo de juicio en el que sea solicitado, variará en enfoque y contenido.


Derecho civil


  • Derecho de familia: guarda y custodia, patria potestad, etc.

  • Tutela e incapacitación.

  • Baremación de secuelas derivadas de accidentes de tráfico.


 Derecho Penal


  • Responsabilidad penal (imputabilidad).

  • Evaluación de víctimas de delitos.

  • Análisis de credibilidad del testimonio en menores víctimas de abuso sexual.

  • Secuelas/daño moral.

  • Preparación y acompañamiento a juicios.

  • Simulación / Disimulación de sintomatología.


Derecho Laboral


  • Acoso moral o “mobbing” y estrés laboral o “burnout”.

  • Incapacitaciones laborales.

  • Valoración de secuelas psíquicas de accidentes laborales.

  • Simulación / Disimulación de sintomatología.