¿Que me impide conseguir mi objetivo?

En el post de esta semana he decidido tratar un tema problemático con el que me encuentro con muchas de las personas que asisten a consulta. Es el de FIJAR OBJETIVO.

objetivo

Los objetivos, son extremadamente importantes en nuestra vida, debido a que permiten trazar el camino que nos llevará a conseguir lo que queremos. Prácticamente se puede decir que una persona es exitosa, es aquella que sabe fijar su objetivo.

 Y es que viéndolo bien, si sabemos qué camino tomar, es perfectamente posible que lleguemos al destino. Pero si se anda sin un rumbo como tal, la caminata puede llevarnos a cualquier lugar. Tal y como en Alicia en el país de las maravillas.

Pero no siempre saber hacia dónde quiero ir, hace que mi objetivo este bien desarrollado, de ahí donde erradican muchos de los problemas y las frustraciones.

No te has preguntado muchas veces ¿Por qué no he conseguido lo que quería? ¿Qué es lo que me ha hecho fallar?

Pues bien, muchas veces no somos capaces de conseguir llegar a nuestro objetivo ya que este está mal formulado. Un objetivo ha de tener las siguientes características:

objetivo

(S)  ESPECÍFICO: lo más concreto posible para poder identificar lo que se deseas lograr. Napoleón Hill dice que una de las reglas del éxito es la definición precisa de objetivos. Por ejemplo: ‘Voy a ponerme en forma’ no es un objetivo específico. ‘Voy a correr 30 minutos diarios de lunes a viernes’ si es específico.

(M) MEDIBLE: Para poder saber si lo estamos cumpliendo o no estamos llegando a lo que nos habíamos propuesto. Al medir un objetivo podemos compararlo con la planificación o con el objetivo y decidir en caso de desviaciones o variaciones que medidas correctivas vamos a tomar. El ejemplo anterior de correr 30 minutos cada día es medible, y por tanto está correctamente planteado ya que permite saber si no se está cumpliendo.

(A) ALCANZABLE: deben depender de ti, ya que si involucro a otras personas en el objetivo lo he de hablar y consensuar con ellos y que estos estén de acuerdo. No puedo fijarles objetivos a los demás “que me pida perdón por lo que me dijo” no es mi objetivo, yo no puedo inducir a los demás a tener una conducta determinada, si puedo “decirle lo que siento”.

(R) REALISTAS: Los objetivos planteados deben estar dentro de las propias posibilidades. Proponerse algo irrealizable es una puerta abierta al fracaso. El objetivo ‘voy a competir en las próximas olimpiadas’ puede no ser realista para ti, desde luego que para mí no lo seria, pero quizá el objetivo de participar en la próxima carrera de tu ciudad puede que si esté a tu alcance.

(T) TEMPORALIZADOS: requieren un plazo de tiempo límite para ser cumplidos. Acotar algo en el tiempo quiere decir que se debe establecer un plazo dentro del cual se debe cumplir el objetivo. Se observa que normalmente lo que primero realizamos es aquello para lo que tenemos menor plazo y que dejamos para después lo menos urgente. En caso de no contar con un límite de tiempo se puede caer en la relajación y el objetivo se puede ir postergando hasta el infinito. Un ejemplo acotado en el tiempo puede ser: “voy hablar con mi cliente sobre la orden hoy” o “voy a poner orden en mi oficina hoy”.

Bien ahora vuelve a repasar tus objetivos actuales, y mira si cumplen todas las condiciones, si no es así, ya sabes quizás cual sea el motivo de no estar alcanzándolos.

¿TE AYUDO A PLANTEARTE CORRECTAMENTE TU OBJETIVO?

conseguir-objetivos